sábado, 26 de diciembre de 2009

Ritual para recibir el Año Nuevo


Cuando estamos cerca de empezar un nuevo año en acostumbramos a realizar una serie de celebraciones tradicionales para darle la bienvenida. Cenamos con la familia, asistimos a fiestas, cantamos por las calles y, sobre todo, nos tomamos las doce uvas de la suerte y nos deseamos un próspero Año Nuevo. Los deseos de prosperidad a veces resultan frases hechas que decimos por costumbre, porque eso es toca. No obstante hay una manera más eficaz para que esas frases alcancen una auténtica dimensión y nuestros deseos sean empujados hacia su realización. Y ese es el Ritual del Año Nuevo. Este ritual utiliza la técnica de la magia a través de las velas. La magia de las velas no es algo que el hombre contemporáneo haya desenterrado para divertirse sin más. Nuestros antepasados utilizaban el fuego en casi todas sus celebraciones o como ayuda para conseguir que sus deseos fuesen satisfechos y sus objetivos cumplidos. Dirigían su fuerza interior con el fin de influir en los seres y en las cosas. Y se ayudaban del fuego. Exactamente lo mismo que podemos hacer nosotros. .

Si nos decidimos a realizar este ritual para conseguir nuestros fines y que se cumplan nuestros buenos anhelos para el Año Nuevo tenemos que tener en cuenta algo que es muy importante: el proceso de concentración. Es la mejor manera de dirigir nuestro pensamiento hacia el fin que se quiere conseguir. Para ello debemos poner todo nuestro empeño, pensar en un objetivo claro y dar por hecho que el resultado va a ser el que deseamos. El objetivo principal es que el año entrante sea mejor que el saliente. Es por tanto un ritual de afirmación, con el que queremos potenciar y avanzar hacia algo mejor en todos los sentidos. Para conseguirlo utilizamos una serie de elementos que en este caso van a ser cuatro velas de determinadas formas y colores y el altar (o soporte donde vamos a colocarlas).

El color de las velas es importante porque encierra toda una simbología que es necesario conocer. La vela blanca en forma de pirámide de seis caras simboliza la limpieza y la purificación. Con ella eliminamos todo lo negativo que nos rodea y ayudamos a que el Año Nuevo sea un período limpio y esté libre de los malos augurios. Las velas esférica plateada y dorada nos indican la transición de un metal precioso (la plata) a otro metal precioso (el oro) mucho más valorado. Simboliza el paso hacia algo mejor. La vela color rojo la utilizamos para potenciar esa transición. Por último el soporte para las velas, el altar, está pintado con todo el espectro de colores del Arco Iris que juntos se transforman en blanco, el color de la pureza.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Vida después de la muerte


Pensar que después de la muerte la vida sigue, es una creencia arraigada desde la antigüedad. Es curioso el descubrir en esos seres que habitaron Asia y Europa ha más de 120.000 años: El hombre de Neanderthal. Pues los vestigios demuestran que estos seres nunca dejaban los cadáveres de sus muertos en cualquier sitio, más bien, se cree de acuerdo a los hallazgos, que los enterraban con un ritual.


En Francia se descubrieron cuevas que sirvieron de sepultura a hombres prehistóricos, con deducciones de que creían en la inmortalidad. Los científicos en especializados en el ramo siguen discutiendo la teoría sobre si los neandertales daban sepultura a sus muertos, y más aún, si les brindaba algún ritual especial.


Por ello no resulta tan descabellado que el hombre actual se incline a pensar en la vida después de la muerte. Diversidad de creencias, espiritismos, contactos con el más allá, han estado presentes en nuestra vida.

No es privativo descubrir que algún ser cercano a nosotros o nosotros mismos hayamos tenido esas experiencias inexplicables de contactos con seres que ya murieron, y sin embargo nos han visitado en apariciones y sueños casi reales. Pero el secreto de la muerte radica en la propia vida.

sábado, 14 de noviembre de 2009

Anunciate en My Red de Blogs




Anúnciate en este Blog. Envíanos la imagen que desees publicitar y el enlace a tu página de internet.

¡Los costos son bajísimos!


Por $10 dólares podrás colgar tu anuncio durante un mes.

OFERTA!!!!

Si contratas la anualidad antes del 31 de Diciembre de 2009, solamente pagarás $84 dólares y tu publicidad aparecerá durante TODO el año 2010.

Contrata la anualidad y AHORRA $36 dólares

Los pagos se harán vía PayPal

Interesados comunicarse al correo electrónico: myredwebmaster@gmail.com

jueves, 12 de noviembre de 2009

Historia de los Vampiros


Todos, alguna vez hemos escuchado hablar de los Vampiros, y lo primero que nos viene a la mente es el multifamoso “Conde Drácula”. Pero la historia de estos obscuros seres se remonta años antes de que la consagrada novela de Bram Stoker tocara la cumbre; ya que cuenta la leyenda que en el año de 1732 un médico militar llamado Johannes Flückinger se encontró con un raro paciente en la entonces Yugoslavia, se trataba de Arnod Paole quién aseguraba que cinco años antes había caído de un tren en movimiento rompiéndose el cuello, fue ahí cuando un vampiro lo atacó, orillándolo a profanar la tumba del no-muerto y untándose su sangre comió tierra de la tumba del dicho vampiro. Paole murió y la gente del pueblo comenzó a sufrir persecuciones alucinantes concluyendo con cuatro muertes extrañas.

El pueblo enloquecido excavo la tumba de Paole encontrándose con la novedad de que de los ojos y orejas le brotaba sangre fresca, pero le renacían las uñas, con el temor a tope los aldeanos decidieron clavarle una estaca en el pecho al cadáver.

Se cree que los vampiros beben la sangre de sus víctimas para reavivarse, extrayéndoles la vitalidad, pero algo más sobre vampiros es el uso de ajo para ahuyentarlos, esto viene a raíz de que en el siglo XII un cronista anunció que el aire se volvía impuro cuando este cadáver viviente vagaba por el exterior, achacándole a esto las terribles pestes.

El vampirismo nace en Europa Oriental, la creencia dice que si se entierra a un vampiro en un cruce de caminos y con una estaca atravesándole el corazón se evita que este retome la vida, otra de las formas para evitar de tajo el regreso del no-muerto es decapitándolo o quemándolo.

El mito cuenta que puedes hacerlo huir mostrándole un crucifijo o herirle con una bala de plata. Reza la leyenda que existen seres propensos a candidatos a vampiro, los blancos perfectos para ser infectados, y estos son, los pecadores, suicidas, alcohólicos y los brujos, pero también se dice que los bebes que nacen con dientes y las victimas de asesinato cuya muerte no es vengada, uniéndoseles los cadáveres a los que no se les da una santa sepultura.

Las leyendas vampíricas enmarcan demasiado el lado erótico de lo humano, pues es parte de su red de atracción para capturar a sus futuras víctimas. Fue hasta el año 1847 cuando el escritor Stoker dio a la luz pública su héroe vampiro denominado Conde Drácula, nombre procedente de Draculaea que en rumano tiene el significado de “hijo del diablo”.

La leyenda que ha perdurado por los siglos ha difuminado la línea de lo real y el mito, llegando a dudarse de la verdadera existencia de estos seres legendarios y que el tema ha abarcado largos kilómetros de papel en estudios que los expertos han escrito para desenmarañar la realidad de este obscuro tema.

Los vampiros tienen un enorme circulo de seguidores alrededor del mundo, por ello que la industria ha enfocado el tema para brindar conocimiento a través de libros, películas, televisón e internet.

viernes, 6 de noviembre de 2009

El Loco


Todo empezó hace muchos años, en mi pueblo, que por aquel entonces solo era un pueblito mas de los muchos perdidos entre las montañas de asturias. mi pueblo como ya he dicho era pequeñito, apenas tenía una pequeña plaza con iglesia, un parque, una pequeña cárcel y una escuela, con todas las casa apiñadas alrededor. pero aún así estaba muy orgulloso de su escuela: era una de las mejores de toda la cuenca, pues era bastante grande y estaba al alcance de todas las familias, aunque los profesores escaseaban. pero un buen día, un día de clase, un grupo de alumnos estaban haciendo manualidades con su profesora. tendrían apenas 8 ó 9 años, y se lo pasaban en grande con el barro y las pinturas. la profesora, una joven muy guapa y que había empezado hacía apenas un mes, puso la radio para oír el parte del tiempo, pues la clase se iba el día siguiente al monte de excursión. pero a la mitad del parte, un hombre con voz muy grave cortó la comunicación y dio una noticia de última hora:

"les comunicamos que se ha escapado un peligroso asesino de la cárcel del pueblo... por favor, les rogamos que cierren herméticamente puertas y ventanas hasta que sea detenido. “gracias"

los niños se asustaron mucho y con razón; la cárcel quedaba muy cerca de la escuela. la profesora los tranquilizó y se puso a contarles historias para que se calmaran y se olvidaran un poco de aquello, pero a una niña le entraron muchas ganas de ir al servicio... la \"profe\", con la poca experiencia que tenía y después de lo que habían dicho en la radio, no sabía si dejar a la niña ir, pero ésta insistía tanto que al final la dejó; antes de marchar, acordaron una contraseña para saber que era la niña y no el temido preso: cuando llegara, tenía que dar tres golpes en la puerta y arañarla dos veces. la niña se fue al baño, pero nunca volvió. el preso, que estaba escondido en un lavabo, la obligó a que le dijera la contraseña y luego le cortó la cabeza. la profesora estaba ya preocupada, habían pasado veinte minutos y la niña aún no había vuelto. pero de pronto, en la puerta se escucharon tres golpes y dos arañazos: es ella, pensó la joven. pero al abrir la puerta, se encontró con el cuerpo sin cabeza de la pobre niña....de un salto, el preso entró en la clase, y entre gritos de terror y dolor, acabó con todos los niños..... sólo la profesora quedó con vida, pues logró saltar por una ventana....

Hoy en día está en un psiquiátrico, no puede parar de repetir una y otra vez: tres golpes y dos arañazos, tres golpes y dos arañazos.... la escuela estuvo a punto de ser derrumbada , pues solo traía malos recuerdos, pero al final la dejaron. dicen que si entras, en el baño podrás ver la cabeza de la niña, que te mira fijamente con ojos llenos de terror, y que en la clase, chorrean sin parar regueros de sangre por las paredes......

martes, 28 de julio de 2009

La Costurera Ansiana


Este pequeño caso ocurrió en Quito (Ecuador), en la antigua casa de los abuelos de mi novia. Una casa grande, como son casi todas allí, con sus dos pisos y su multitud de habitaciones.En esa casa murió antiguamente una señora mayor que era costurera y se pasaba los días cosiendo en su maquina.


Como en multitud de casas viejas de todo el mundo es muy frecuente y normal la muerte de sus antiguos inquilinos.


Un día la abuela de mi novia cosía con esa vieja máquina de coser, como muchos otros días, pero éste fue especial, ya que al parar y dejar la máquina y dirigirse a la cocina, la máquina empezó a funcionar de nuevo y a coser. No solo ocurrían esas cosas, muchas mañanas se encontraban la habitación donde se encontraba la máquina patas arriba, cambios de temperatura, sonidos extraños, lo típico en estos casos, pero solo en esa habitación, eso sí, siempre actos pacíficos.


Hasta que un día una hija de los abuelos trajo a su novio a dormir a casa y sin decirle nada de lo extraño a él le hicieron dormir en la habitación. Esa noche el chico despertó no por el frío del ambiente, sino porque sentía que no podía respirar bien. Abrió los ojos y vio ha una señora mayor mirándole mientras trataba de ahogarle con las manos, se levantó de golpe mientras oía espeluznantes chillidos en su cabeza, se dirigió a toda prisa a la puerta y aunque el pomo estaba ardiendo logró abrirla, salió de la habitación, subió las escaleras y despertó a todos los habitantes de la casa. Aterrorizado, ese día durmió con los suegros, y no más noches pasó en esa casa.


Las cosas raras siguieron ocurriendo, y supongo que siguen aún, pero esa casa ya se vendió hace unos años por motivos ajenos al fantasma y nada más sé yo.

viernes, 3 de julio de 2009

Los Fantasmas del Watertown


En el año de 1924, en el mes de diciembre para ser exactos, el buque estadounidense nombrado Watertown, corría sobre las aguas de la costa de California, dirigiéndose hacia Nueva Orleans, vía el canal de Panamá, fue entonces que dos marineros llamados; Courney y Meehan, murieron asfixiados por algunas emanaciones de petróleo. Como rituales marineros, sus cadáveres fueron sepultados en el mar, cerca de costas mexicanas.


Antes de que amaneciera al día siguiente, el segundo oficial de la tripulación logró distinguir dos rostros en las olas del mar, cerca del costado a babor. Pudo reconocer los rostros de sus compañeros fallecidos. La parición de los dos rostros se hizo continua mientras permanecieron en aguas del pacifico, pudiendo ser observadas por todos los miembros de la tripulación.


Al llegar a Nueva Orleans, el capitán Tracy notificó lo sucedido a la oficina de embarque. Nadie a bordo del barco llevaba consigo una cámara fotográfica, así que el capitán compro una para su viaje de regreso.


Tomando en regreso el pacifico, la aparición volvió a suceder, el capitán Tracy fotografió el acontecimiento, y guardó bajo llave la cámara en su caja fuerte.


Los rostros aparecieron con menor frecuencia el tercer viaje. Por el mal tiempo no se tomaron fotografías. Después, la tripulación cambió y no hubo indicios de más apariciones.


No todos en cubierta creyeron en los rostros. Algunos aseguraron que era un efecto óptico, y que la identificación de los marineros muertos era una simple sugestión. Sin embargo, no es probable que los efectos ópticos se repitan día tras día y que sean vistos por varias personas cada vez. La fotografía, de ser auténtica, tampoco es fácil de explicar.

jueves, 2 de julio de 2009

El niño llorón


Bruno Amadio se hizo famoso al pintar los clásicos “niños llorones”, obtuvo tanto éxito, que demasiada gente quiso poseer uno de esos cuadros, paradójicamente de la misma forma se deshicieron de ellos.


El pintor, mejor conocido como Bragolin, era un italiano radicado en España, exiliado durante la segunda guerra mundial. Inspirado pintor, creo una serie de pinturas mundialmente conocida como “Los niños llorones”.


Su historia obscura cuenta que Bruno Amadio, vivió frustrado por su escasa fama, no conseguía los reflectores del éxito, así que decidió hacer un pacto satánico con el mismo rey del infierno. El pintor solicitó que sus obras fueran bien aceptadas y adquiridas por la amplia sociedad. Se dedico en horas solitarias a realizar sus cuadros en los que se destacaban los rostros de niños en llanto.


Amadio acudió a un orfanato para inspirarse en su serie de obras, y ahí realizó la pintura de un niño. El orfanato sufrió una catástrofe, días después se incendió muriendo en su totalidad los niños. Desde ahí se cree que el cuadro hecho con el rostro de aquel niño posee el espíritu del pequeño.


Sin embargo, este ha sido el cuadro de mayor difusión del pintor, tanto que la leyenda negra cuenta que, al poseedor de la imagen, le acarrea desgracias y catástrofes, siempre tendrá presente el llanto y los motivos para sufrir.


Se dice que es el cuadro más reproducido de Bruno Amadio, lo peor del asunto, es que ha ocurrido incendios en orfanatos y guarderías, y entre los escombros y cadáveres carbonizados, han encontrado la reproducción del cuadro, intacto colgando de la pared.


Especialista en lo paranormal, han nombrado a este efecto, “La maldición del niño llorón”. Muchas familias cuentan con una copia de este cuadro, pero se dice que sólo atacará a quien descubra que este cuadro está encantado. Otros más creen que por las noches se escuchan llantos de niño, e inclusive que el niño sale del cuadro para acudir a las habitaciones y matar a la gente, para después incendiar la casa.


¿Te gustaría tener éste cuadro en tu casa?

miércoles, 1 de julio de 2009

El espíritu avaro


Controló su nerviosismo, y así, más tranquilo, bajó las escaleras y siguió haciendo sus anotaciones. Pero volvió a escuchar esos ruidos en la parte de arriba… (Esta historia es real, le pasó a un tío mío).


En distintas partes de la habitación, cómo si se estuviera paseando, así que tomo fuerza y decidido subió con la madera, pero cuando iba a llegar a la parte de arriba, observó cómo el cuarto dónde estaban las cajas amontonadas, salió una sombra flotante, con forma de humano pero sin pies, se aproximo a toda velocidad hacía dónde él estaba.


Se asustó, soltó la madera que llevaba en sus manos y salió corriendo de la casa, no quiso volver la vista, sólo corrió. En el patio de entrada, lleno de nervios, asimilo que lo que había visto no era humano. Fumo varios cigarros, caminando hacia la casa de la dueña de esa casa que había rentado. Explicó lo sucedido a la casera, y ésta no le creyó ni un ápice. Al contrario, se burló de él por creer en fantasmas.


La dueña lo tranquilizó al final, dijo que dejara las anotaciones del inventario de esa casa, y que al día siguiente ella enviaría a su propio hijo a terminar.


Días después, la dueña mando llamar a aquel hombre urgentemente, le solicitó que le volviera a relatar lo acontecido aquella noche, el rostro de la mujer era de angustia, reveló que a su hijo le había ocurrido algo similar en la misma casa. Asustada decidió clausurar la vivienda hasta que un cura fuera a bendecirla.


La señora jamás volvió a llamar al encargado de los inventarios, nunca se supo más de ella. Los vecinos de la casa clausurada, aseguran que hace muchos años, ahí vivió una anciana que guardaba con recelo sus pertenencias, incluso su dinero lo guardaba en escondrijos de la vivienda; su avaricia le hacía dudar de todos, hasta que una noche fue su cuerpo encontrado sin vida y en estado de putrefacción por algunos vecinos que no soportaban los olores nauseabundos. Se cree que su espíritu aún ronda con la finalidad de custodiar la cosas viejas que aún yacen en esa abandona casa.


Enviado por: José Bars (Venezuela)

martes, 30 de junio de 2009

Amigas masacradas


Lo que a continuación relato, sucedió a tres amigas radicadas en Kentucky, Estados Unidos. Ellas eran como hermanas, pero cuando querían tener unas vacaciones que siempre planearon lejos de sus padres para sentirse en libertad, todo resultó una pesadilla macabra.

Sandra, Mary y Louisa se conocían desde niñas, terminaron juntas la escuela y organizaron un fin de semana para descansar. Decidieron alquilar una cabaña en la montaña donde pasarían sus vacaciones de fin de cursos.

Juntas arribaron a su destino, todas coincidieron en la belleza de la cabaña y el paisaje que observaban, sin embargo al anochecer, se inquietaron al escuchar algunos ruidos extraños.

Louisa era la más temerosa de las tres, entró en una crisis de pánico que lloraba suplicando regresar a casa. Las otras dos amigas la consolaban diciéndole que se tranquilizara, que sólo eran ruidos normales por ser una cabaña vieja. Sandra, la más valerosa, decidió ir a la cocina por un vaso con agua para tranquilizar a su amiga, pero su miedo fue al máximo cuando abrió la congeladora y encontró algunos frascos de vidrio con diversos órganos humanos ensangrentados, algunos órganos aún palpitaban.

Su grito aterrador alteró a sus otras amigas, Mary llegó corriendo a la cocina para ver lo que sucedía con su amiga. Sandra sin poder pronunciar palabra, sólo señalaba el refrigerador, Mary lo abrió y encontró un hueco vacío y sucio de la congeladora. Sandra le narró lo que había visto e insistió como su amiga en irse a casa. Mary las hizo entrar en razón y decidió que no echarían a perder sus vacaciones por alucinaciones.

Los días siguientes las amigas lograban ver algunas sobras en la obscuridad, las tres ya pensaban si lo mejor era regresar a casa. Una noche, Louisa comenzó a enloquecer, gritaba desesperada: ¡Ayúdenme, me quieren matar!

Louisa un poco tranquila les confesó que había soñado que las sombras la detenían mientras ellas dos, sus amigas, la acuchillaban.

La luz se cortó, los gritos desgarradores de Louisa se acrecentaron, cuando la luz volvió, Sandra llevaba el rostro y las manos manchadas de sangre, sus facciones habían cambiado. Se asemejaba a un monstruo pálido y de ojos rojos, con dientes manchados con la sangre de Louisa que yacía muerta en el suelo.

Mary trató de escapar, pero nunca pudo abrir la puerta, la voz de Louisa sonaba distinta, le dijo que la casa las quería a las tres muertas. Mary intentó defenderse, tomo un cuchillo de la cocina, y con furia lo clavó en el cuello de Sandra. Las sombras salieron de la nada y atraparon a Mary, un impulso fuerte la azotó contra el techo de la cabaña.

Cuando la policía llegó, encontraron a Mary delirante colgada de las vigas del techo. Ella gritaba que la casa lo había hecho. Mary fue a dar a la cárcel como asesina de sus dos amigas.

lunes, 29 de junio de 2009

El encapuchado


Hola, mi nombre es Alexandra Márquez, tengo 22 años, y esto me sucedió cuando tenía yo aproximadamente 17 años en mi habitación, esto fue un encuentro cercano y te lo platico porque no lo puedo olvidar y porque aún sigue sucediendo.


Resulta que la casa donde vivíamos la dividieron en 4 casas, yo viví en 2 de ellas, primero en una y después en la otra, para esto en la primera casa se escuchaban cosas y cuando nosotros no estabamos en la casa e iba gente a buscarnos, decían que un hombre entreabría la cortina asomandose y decía que no estabamos.


Así sucedió hasta que un día tocaron la puerta de la entrada, pero era imposible que alguién entrara hasta esa puerta porque había 3 rejas antes de poder llegar a ella y lo peor, tenía puesto el candado, eso fue en la madrugada, yo y mi prima estabamos en la cocina, nos asomamos y al no ver a nadie nos inbadió el miedo, optando por irnos a acostar.


Mi madre, más valiente, fue a ver, y por donde ella pasaba le golpeaban la pared. Minutos más tarde llegaron dos amigo de la familia a recoger unas cosas, por amabilidad se le invitó a esperar en la sala, el otro amigo fue a la cocina por un vaso con agua, regresó muy asustado diciendo que un hombre estaba sentado en el sillón fumando, al día siguiente nos cambiamos a la casa de enseguida.


Mi ventana colindaba al patio de nuesta anterior casa, desde ahí pude escuchar que alguién lloraba, cosas que por fortaleza atribuí a mi imaginación, por eso optaba por dormir con la musica de mi estéreo encendido, colocando el temporizados de auto apagado a las 2:00 am para no causas caos entre vecinos.


Recuerdo que entre mi sueño pude ver a un hombre vestido de negro totalmente encapuchado, estoy segura que se trataba de un hombre por su complexión, fue tanto el miedo que desperté en seguida, el estéreo aún estaba encendido, por lo que deduje que aún no eran las 2 de la madrugada, cuando volví mi vista para ver el reloj de luz en el estéro, y en el reflejo pude ver a un hombre hincado al lado izquierdo de mi cama, sin moverme de miedo de reojo vi a un himbre encapuchado, cerre fuerte los ojos pensando que aún era un sueño.


Cuando abri los ojos aún estaba ahí, observandome, quise gritar, pero no pude, el grito se atoró en mi garganta, el cuerpo se me durmió me quede paralizada.


Desperté a la mañana siguiente, no recuerdo que más pasó, pero esto es muy recurrente.

domingo, 28 de junio de 2009

¡Cuidado con el autostop!


Se cuenta que en el años de 1934, una noche, en el salón de baile O. Henry de Chicago, en Estados Unidos. Una joven se peleó con su novio decidiendo volver a casa sóla. A orilla de la carretera pidiendo autostop. Desgraciadamente la atropellaron y murió.


Nadie acudió a identificar el cadaver, por lo que la nombrarón Mary, y fue sepultada en el cementerio de la resurección. Por tal cosa, se le llama "Resurrection Mary", ya que su fantasma aparece a orilla de la carretera, testimonios de algunos automovilistas citan haberla recogido, y la joven solicitaba ser llevada al salón de baile. Sin embargo los automovislistas llenos de pánico observaban como se desvanecía lentamente.


Este tipo de espectros vuelven con la ilusión de terminar lo que dejaron truncado, en ocasiones dan advertencias y avisos de prevención de algún peligro o desastre. Los encuentros son recurrentes en diversos países, pues de alguna u otra forma hay alguién que narra la historia del fantasma del autostop.


En 1981 una camioneta Renault donde tripulaban cuatro pasajeros, dió autostop a una pareja de jovenes, los tripulantes se vieron en la necesidad de reacomodarse para que la pareja tuviera espacio en el vehículo, escuchaban en autoestereo, cuando uno de los extraños grito: ¡Cuidado con la curva!


El conductor tomo la curva con precaución, y todos vieron llenos de miedo, cómo la pareja desaparecia frente a ellos.


Los fantasmas del autostop son muy comunes por las carretera solitarias y alejadas de las ciudades.

sábado, 27 de junio de 2009

Menudo trabajo tengo


Qué maldición esto de trabajar en el primer subsuelo.


Encima un subsuelo de hospital, tan cerca de la morgue que no me animo ni a levantar la voz porque el silencio que la rodea es casi exquisito, algo que no se debe romper con la sonoridad de una palabra o el entrechocar de algún objeto.



Para colmo tengo la guardia nocturna. Atender el teléfono en esta soledad infinita, porque trabajo sola, absolutamente sola y aislada de todo y de todos, es un sacrilegio a la inconmensurable quietud de los muertos. Siento que este silencio me aplasta, que trata de arrancarme el frágil juicio que me queda para tirárselo a los gatos que pululan como fantasmas en los jardines del hospital. Carajo, con tantos laburos y yo departiendo en este hueco rebosante del llanto mudo de los que se fueron, ahí nomás, del otro lado de la pared.



No puedo dejar de pensar que las noches en este sitio están plagadas de cuentos de terror, donde la realidad pelea a capa y espada con la incongruencia lastimosa de los despojos que una vez fueron gente como yo.



¿Vagarán sus espíritus a través de los amplios corredores que circundan este primer subsuelo? ¿Estarán respirándome en la nuca mientras escribo? Gran paradoja, hilachas de utopías que trato de abarajar en el aire estancado de este recinto podrido que lucha por desquiciarme sin éxito.



Má sí, che. Cada uno trabaja donde puede. Gracias que tengo trabajo. Las utopías son parte de la vida, así que es mejor convivir con ellas y no pensar que mañana, puedo ser un cuerpo más del otro lado de la pared, allí en esa cámara refrigerada.


jueves, 25 de junio de 2009

EL CUENTO DE TERROR. RESEÑA


Por: Liliana García

“Me bastó un segundo para arrojarlo al suelo y echarle encima el pesado colchón. Sonreí alegremente al ver lo fácil que me había resultado todo. Pero, durante varios minutos, el corazón siguió latiendo con un sonido ahogado. Claro que no me preocupaba, pues nadie podría escucharlo a través de las paredes. Cesó, por fin, de latir. El viejo había muerto. Levanté el colchón y examiné el cadáver. Sí, estaba muerto, completamente muerto. Apoyé la mano sobre el corazón y la mantuve así largo tiempo. No se sentía el menor latido. El viejo estaba bien muerto. Su ojo no volvería a molestarme.” (El corazón delator, Edgar Allan Poe)

La conocida frase de H. P. Lovecraft, “La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido”, engloba el concepto universal de los cuentos de terror.
Por ser este un género estrechamente relacionado con las emociones primitivas, se puede decir que el cuento de horror es tan viejo como el pensamiento y el lenguaje humanos, por tal motivo aparece como un ingrediente del folklore más antiguo de todas las razas, y se cristaliza en las narraciones orales, en las canciones, crónicas y textos sagrados más arcaicos, pues el germen del terror se encuentra implícito en la naturaleza humana.

Pero a pesar de estos antecedentes remotos, el relato de terror tiene sus verdaderas referencias en la literatura fantástica de finales del siglo XVIII y durante el siglo XIX, tiempo en que los autores clásicos del género rescataron el cuento de terror de la leyenda y del cuento popular.

Durante este período Gran Bretaña, con su novela gótica, se constituye en pionera de la novela negra. La primera novela gótica donde aparecen todos los elementos esenciales del género es El castillo de Otranto (1764), de Horace Walpole.

Otra de las autoras más importantes del género es Anne Radcliffe, cuyas famosas novelas hicieron del terror y el suspenso una moda, e instauraron nuevas pautas en lo que atañe a la atmósfera aterradora y macabra. Una de sus obras se destacadas es Los misterios de Udolpho (1794).

Un poco después el pueblo demuestra gran interés por obras sencillas como la de Daniel Defoe que da origen a la ghost store, es decir a las historias de fantasmas donde la brevedad, el humorismo y el realismo son sus principales características, alcanzando su cumbre con M. R. James (1862- 1936).

Más adelante en el tiempo, el cuento de terror tiene su apogeo con Edgar Allan Poe, maestro indiscutible del arte de narrar que representará la perfecta síntesis de lo macabro y lo feérico, lo fantástico visionario y lo fantástico interior; su obra nos muestra con igual intensidad a la ensangrentada muchacha que se levanta de la tumba después de permanecer varios días enterrada de La caída de la casa Usher como la sugestión de un asesino psicópata que quiere liberar su alma mediante un monólogo cargado de tensión en El corazón delator.

Los temas de Poe nacen de forma irremediable de su mundo interior: obsesiones, alucinaciones, sueños, transformándose en materia literaria.

Sus espectros adquieren de este modo una malignidad convincente que no posee ninguno de sus predecesores, e instauran un nuevo modelo de realismo en los anales de la literatura de horror. De hecho, puede decirse con justicia que Poe inventó el relato corto en su forma actual.

Otros como Hoffmann, Arthur Machen, Blackwood, Howard P. Lovecraft, Guy de Maupassant y Bram Stoker, hicieron honor al género.

Entre los más conocidos autores contemporáneos, en su mayoría norteamericanos, hay que mencionar a Dan Simmons (El río Estigia fluye corriente arriba), Ramsey Campbell (La camada), Peter Straub (La esposa del general), Dean Koontz (Terra Phobia), Richard Matheson (A través de los canales), Ray Bradbury (Y la roca gritó), Clive Barker (Terror) y el omnipresente e irregular Stephen King (La niebla).

Autores no faltan, libros tampoco. Entrar en el mundo de los cuentos de terror es un desafío que muchos aman pero otros temen…

*Extraído de la Revista PAPIRANDO

Te recomendamos descargar la lectura de Cuentos de Terror de la Revista PAPIRANDO # 4

domingo, 21 de junio de 2009

Abriendo el Portal del Fin del Mundo


En el pasado, muchas personas, en su mayoría mujeres, murieron asesinadas despiadadamente por sus prácticas sobrenaturales, las brujas.


Ellas hacían rituales para invocar al que ha de ser liberado y destrozara a los humanos que no esten con el Todopoderoso. Hoy en día se toma a la brujería como un acto de incredulidad y de fantasía.


Algunas religiones y sectas creen firmemente que hoy en día se sigue practicando la brujería y rituales que sin darnos cuenta realizamos abiertamente, esto según la teoría, es porque algunos realizadores de cultos que cuentan con poder ($$$$) manejan campañas publicitarias en medios de comunicación que incitan a realizar cultos al demonio, obvio, que como el maestro del engaño es el mal, nunca lo pedirá abiertamente y lo realiza a través de actos de campaña persuadiendo como si fuese algo inofensivo y natural.


Se cree que por ello la vida diaria da asesinatos crueles sin razón, homicidios seriales, depravaciones sexuales y cosas peores.


Todo el plan es ir abriendo poco a poco el Portal que ha de traer la destrucción en el Fin del Mundo, y reine el mal como lo dice la biblia. Para despues de que eso acabe, el Todopoderoso recogerá a sus elegidos.


Verdad o Mentira, no lo sé. Es cuestión de reflexionar.

sábado, 20 de junio de 2009

La Llorona en Oaxaca


Llegué a trabajar a la comunidad citada arriba y renté una casa cerca del río, porque me pareció muy atractivo en mis horas libres ir abajo a refrescarme.


Sin vecinos a metros de distancia, todo me pareció tranquilo, al paso de los días note que cerca de las 2 de la mañana se escuchaba lavar a alguien sobre las piedras que utiliza esa gente durante el día como lavadero y que quedaban precisamente cuesta abajo de una de mis ventanas.


Como todo joven curioso y valentón yo de 23 años y varón me tomé el atrevimiento de alumbrar con mi lámpara para ver quien era la persona que noche a noche lavaba de madrugada, mi sorpresa fue que nadie estaba allí y quede sorprendido.A partir de esa noche tuve pesadillas , donde aparecía una serpiente gigante sobre mi techo y escuchaba sus ruidos al anochecer.


Cierta noche al terminar de asearme los dientes quedé perplejo al verla parada al lado mio, era una mujer blanca como un papel, alta como de 1.80 mts. super delgada y sus manos eran super delgadas , sus dedos terminaban en punta y su pelo era largo y negro muy despuntado. Un escalofrío, me dejó inmóvil, tardé unos segundos en sobreponerme y darme vuelta, jamás me mostró su cara y creo que eso me salvó, pero llegue a mi habitación y me encerré hasta que amaneció.


En tres días mas después de ese hecho me mudé de ese lugar, pero jamas olvidé lo ahí sucedió y ese secreto lo guardo por miedo a que se piense que estoy loco o alucinado, soy un hombre preparado, con posgrado y muy serio y se que lo que vi es verdadero y lo narro para que no hagan lo que yo, curiosear con seres del mas allá.Si se escucha un ruido de noche lo mejor es no asomarse, eso puede molestarlos.


Fuente: lacasadelterror.com

domingo, 24 de mayo de 2009

El monstruo marino de 2 cabezas

Se cuenta que en el año de 1562, se avistó a un deforme monstruo marino entre los mares de Antibes y Niza, y se trataba de una criatura nunca antes vista, de acuerdo a lo que se documentó en aquél entonces por Conrad Gesner.

La bestia marina contaba con un deforme cuerpo ovalado, se le llegó a contar con 12 patas, cada pata contenía tres uñas, además el monstruo llevaba una larga cola con una aleta emplumada a su punta.



No cabe duda que el mar y en sí el planeta cuenta con millones de especies aún no descubiertas por el hombre, pero que como en antaño, rara vez se dejan ver al ojo humano. Es el caso de este monstruo marino de dos cabezas, que se cree su estirpe sigue rondando los mares de la Tierra.


sábado, 23 de mayo de 2009

Pedro, el deforme

Los alaridos no se hacían esperar, la noche cada vez estaba más oscura, mientras Laura corría nerviosa por la banqueta de piedra, su vestido blanco azotado por el viento.

Al llegar a la oscura esquina un farol estalla por una descarga eléctrica, una mano cubre la boca de Laura y un cuerpo extraño la arrastra hasta un rincón en la calle. Siente ganas de desfallecer al ver a contraluz ese rostro deforme que tenía frente a ella.

Un hombre con la cara desfigurada y con unos grandes dientes chuecos y amarillos, sus ojos estaban llenos de locura. Pierde la conciencia al sentir la primera mordida en sus senos.

Al día siguiente el cuerpo descuartizado de Laura apareció tirado en la calle. Por la mañana muy temprano, la señora de la tienda de la esquina descubrió a una jauría de perros disputándose el cadáver.


Pedro, el deforme, se mece en su silla-mecedora en la azotea de su casa, un ser solitario, por su fea apariencia todos le huyen. No trabaja, nadie sabe cómo vive. Él si lo sabe, se alimenta de carne humana por las noches, su manjar nocturno.

Esperará, tranquilo, hasta que vuelva a sentir hambre, y saldrá por la noche.
.
Si copias éste contenido CITA la fuente: My Miedo

jueves, 21 de mayo de 2009

El monstruo de Liguria


Italia ha conocido a uno de los mayores serial killer desde los años 50 en adelante. Se trata de Donato Bilancia. Italiano nacido en Potenza el 10 de julio de 1951 que acabó con la vida de al menos 18 personas entre octubre de 1997 y mayo de 1998. En el año 2000 salió su sentencia, por la que se le condenaba a 13 cadenas perpétuas y 26 años de reclusión, además de 14 años más por otro intento de asesinato.Bilancia tuvo una infancia difícil, no obstante.
Nació en Potenza pero su familia se trasladó a Génova, lugar donde comenzaría a participar en diferentes robos. Ya en 1976, con tan sólo 25 años ingresaría en prisión por hurto, pero escaparía de la cárcel unos meses más tarde.Hubo un hecho en su vida que probablemente subrayaría aún más sus desequilibrios mentales. Esto es, sin duda, el suicidio de su hermano –junto a su hijo- que se lanzó a las vías ferroviarias de Génova. Al poco tiempo, Donato sufrió un accidente que le sumió en un coma profundo durante varios días. Fue una vez recuperado de esto cuando comenzó a radicalizar su personalidad en todas las facetas de su vida, pero principalmente en su desmedida afición al juego, donde le apodaban “Walter”.
Allí comenzaría a contraer deudas millonarias que le llevarían a robar a gente a la que posteriormente mataba para no poder ser denunciado.Bilancia cometería todo tipo de crímenes. Algunos por deudas, otros por ira – como es el caso de mujeres inocentes – y otros como sicario de la filial genovesa de un clan mafioso de Cosa Nostra.Así, comenzaría su larga lista de asesinatos con el de Giorgio Centanaro el 16 de octubre de 1997, al que mató asfixiándolo con una cinta adhesiva. A priori, los Carabinnieri concluyeron que era un caso de suicidio pero más tarde sería Bilancia quien confesó el crimen.Una semana después del crimen, entraría a robar en la casa de Mauricio Parenti y su mujer Carla Scotto en su domicilio, ya que Bilancio creyó que Parenti y Centanaro eran socios. Acabó con sus vidas y robó del domicilio unos 13 millones de liras (6.500 euros aproximadamente).
Así continuaría con la vida de otras parejas como Bruno Solari y María Luigia Pitto, y una larga lista de etcétera durante tan sólo esos 7 meses. Otro de sus crímenes sería hacia Giangiorgio Canu, al que asesinó por venganza por el hecho de ser un guardia de seguridad (venganza contra el cuerpo de seguridad).La muerte de una prostituta levantó el pánico entre las calles de Liguria. Primero se pensó que podrían ser reyertas y rivalidades en el mundo de la prostitución, pero más tarde se comprobó que las muertes seguían unas pautas muy concretas. El asesino les obligaba a arrodillarse y les disparaba en la nuca.
Comenzaron a aparecer víctimas en los lavabos de las estaciones, y rápidamente llegaron a la conclusión de que se trata de un mismo homicida, pero aún no sabían quién era exactamente.Desde la fiscalía de Génova se recomendaba a las mujeres que intentaran viajar acompañadas y tan sólo con lo necesario, así como si habían contraído citas con desconocidos prestaran la máxima atención.La investigación comenzaba a tomar forma: según los estudios de balística de la RIS de Parma, se concretó que todos los asesinatos habían sido perpetrados con el mismo arma, además de en el mismo lugar.La única prostituta que lograría escapar de Bilancia fue una transexual venezolano llamado Julio Castro, alias “Lorena” el 24 de marzo en Novi Ligure. Castro avisaría a los guardias de seguridad de lo ocurrido y éstos acabarían siendo asesinados por Bilancia.
No obstante, gracias a las declaraciones de “Lorena”, se esclarecerían muchas dudas con respecto al perfil del supuesto serial killer.Por ello, Bilancia comenzaría a cambiar de estilo respecto de los homicidios, pero seguiría matando a otras prostitutas, convirtiéndose así en el principal tema televisivo, ya no sólo en la prensa o telediarios, sino también en los diferentes programas de sociedad, creándose juicios paralelos y motivando así, por tanto, a reforzar aún más la seguridad de las estaciones ferroviarias. Para entonces, Donato Bilancia ya era “el monstruo de Liguria”.
Sin más, el 6 de mayo de 1998 la puerta frontal del hospital genovés de San Martino, fue testigo de la captura y detención de Bilancia. Dicen que su captura se realizó en su domicilio pero otras fuentes abogan la tesis del hospital de San Martino.De todos modos, es cierto que Bilancia estaría durante más de una semana en silencio, acogiéndose a su derecho a no declarar. Finalmente, acabó derrumbándose ante el juez y confesando: "Sí, he sido yo. Las he matado aunque no sé por qué. No estoy bien, ayúdenme a curarme".
Acabó explicando con todo lujo de detalles cómo acabó matando a todas sus víctimas, e incluso les informó de otro crimen que había cometido al que la policía había declarado como muerte natural.La defensa judicial dijo que el acusado sufría trastornos mentales y era incapaz de entender sus acciones, por lo que fueron solicitadas multitud de exámenes psicológicos. Tras los resultados, se dictaminó que Donato Bilancia estaba en completa y perfecta cordura y consciencia de sus actos y la consecuencia de ellos.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Visiones y Premoniciones


Esta historia la vivieron Marjorie Tillotson y su hija Hellen, de 26 años.
Hellen vivía en un edificio de apartamentos al otro lado de la calle donde vivía Marjorie.


Una noche, Helen dormía profundamente cuando se despertó al escuchar fuertes voces. Era su madre que gritaba "¡Helen ¿estás ahí? ¡Déjame entrar!".



Helen se dirigió a la puerta y al abrir se encontró con su madre nerviosa. Marjorie quería saber por qué Helen había llamado a su puerta unos minutos antes.



Helen miró a su madre estupefacta. Ella no había salido, no había ido a casa de su madre, no había llamado a su puerta. Es más, se había acostado a las 11 de la noche y no despertó hasta ese momento.



Marjorie, alarmada, le dijo que aquello no era posible porque ella le había visto y había hablado con ella. Es más, según Marjorie, Helen le dijo que fuera inmediatamente a su casa sin hacer preguntas.



Entonces un estruendo las dejó atónitas y madre e hija corrieron para asomarse por la ventana: en la acera de enfrente, había había un escape de gas y como consecuencia había provocado una explosión en el edificio donde vivía Marjorie!.



Si en el primer caso Marjorie salvó la vida, aquí de nuevo hay un caso de premonición que... será mejor que leáis la historia:



El 20 de octubre de 1966, una niña galesa de 9 años llamada Eryl Mai Jones, le dijo a su mamá que había soñado que iba a la escuela y al llegar vio que el edificio desaparecía, que "una cosa negra la había aplastado". Al día siguiente fue a la escuela como de costumbre y... medio millón de toneladas de carbón de desecho se deslizaron sobre el pueblo minero matando a 139 personas, la mayoría niños, y entre ellos Eryl.

Fuente: Historias de Terror

Las Luces


Esta historia me la contó una chica de unos 16 años, y no le sucedió a ella, sino a su madre, una española que emigró a Alemania para buscarse la vida, teniendo que alquilarse una casa con su joven esposo que apenas tenía comodidades.


Eso sí, tenía visitantes misteriosos.


Al principio sólo eran sonidos, rasguños en la almohada que mantenía abrazada mientras trataba de descansar después de tantas horas de trabajo. Le asustó, cierto, pero mantuvo la calma y pensó que era su propio agotamiento el que la hacía tener alucinaciones auditivas. Los rasguños en la cama no son tan inhabituales ¿no?. Muchos los hemos oído. Son visitantes que quieren comunicarnos que "están ahí también, que no estamos solos".



La joven vivió con esa extraña experiencia unos días y terminó por acostumbrarse, pero una noche ocurrió algo terrible. Estaba tumbada en la cama, descansando, su marido estaba afeitándose en el cuarto de baño, y de pronto unas lucecitas de un tamaño algo mayor que el de las canicas, blancas azuladas y brillantes, comenzaron a salir de debajo de la cama.

Subieron, ascendieron hasta ponerse encima de ella, y bailaron.


La chica las miró estupefacta, tragó saliva y respiró profundamente. ¿Qué era aquello? ¿De dónde salían? ¿Qué las producía?

Y entonces las luces comenzaron a bailar con movimientos más bruscos, y una poderosa fuerza salió de ellas. La chica notó esa fuerza en puñetazos y patadas invisibles que la golpeaban y estampaban contra las paredes... Gritó, y su marido se cortó con la gillette. Cuando él iba a salir la puerta del cuarto de baño se cerró de golpe.


La joven española emigrante sufrió una paliza que la dejó destrozada, y no pudo hacer una denuncia, porque en qué comisaría de policía iban a escuchar semejante historia sin echarse a reir.



No volvió a ocurrirle porque volvió a España entre lágrimas y terrores.

Durante años jamás contó la historia, y cuando lo hizo, fue para contárselo a su hija -mi confidente-, quien me confesó que su madre no podía hablar del tema sin echarse a llorar y a temblar.


No es para menos. Su hija también lloró al contármelo.

Fuente: Historias de Terror