lunes, 4 de enero de 2010

El alma después de la muerte


Desde tiempos remotos se cree en la existencia del alma, que es la fuerza que hace mover al ser humano desde su nacimiento. En Egipto le nombraban Ka, ellos creían que esta fuerza vital continuaba aún después de la muerte, era identificado así como el gemelo o el doble de alguien.

La historia narra también que se veía al Ka como un guía o guardián de nuestros pasos por esta vida y que continuaba en otra dimensión tras adquirir la muerte. Pero también los egipcios tenían presente el cuidado del alma, por ello relacionaban el bienestar del lama con el cuidado que se le daba al cuerpo.

Las tumbas egipcias eran consideradas “casas de Ka”. Por eso cuando un ser moría, se le llenaba la tumba con comida real, pinturas, riquezas, que se creía eran compartidas entre el muerto y su Ka. Los egipcios siempre tenían presente el bienestar de la vida terrenal, para conseguir una plena vida espiritual después de la muerte.

Pero existía otro factor que preocupaba a los egipcios, y ese era el Ba, un espíritu imperecedero, que contaba con la facultad de separarse del cuerpo cuando el ser ya había muerto, y vagar por el mundo durante las horas del día, para después volver a su respectiva tumba al anochecer, por ello el cuerpo debería estrictamente estar intacto, para que el Ba pudiera volver a él. Otra de las facultades del Ba, era la de asumir diversas formas, pero los egipcios la representaban comúnmente como un ave con cabeza en forma humana.

4 comentarios:

  1. ai ke orror esta reseña esta de pelo jajajajajajaja bu ke miedo

    ResponderEliminar
  2. jajajajajajaja oigan no es cierto la ke mas esta mas miedosa es la de asesinos de organos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaaaaaaaaaaaa mi me bale verga lo k tu aga http://www.youtube.com/watch?v=VKwavzg5iU0

      Eliminar
  3. aaaaaaaaa pues ya diijistes

    ResponderEliminar

Deja un comentario antes de salir: