jueves, 21 de enero de 2010

Danzando con el diablo


En un viejo pueblo del norte de México, existía un salón de bailes. Ahí una hermosa dama se digno a bailar con un caballero refinado y de buen porte. Las piezas de baile corrían una tras otra, mientras el caballero intentaba cortejarla al ritmo de la cadenciosa música.

La mujer un poco reservaba pero con un deseo en lo profundo de aceptar los cortejos siguió el ritmo de la conquista. Un incidente fue el que acabo con el encanto y descubrió algo macabro.

El bolso de la dama cayó al suelo, intentando recogerlo observo que su acompañante no llevaba zapatos, al contrario, horrorizada pudo ver que aquel caballero tenía una pata de cabra y otra de caballo. Los gritos de la mujer desconcertaron a los presentes. La dama fue a dar al suelo en un desmayo.

Llena de nervios despertó en un sanatorio, gritando que había bailado con el diablo. Los presentes aseguran que jamás vieron bailar a esa mujer y mucho menos que estuviera con un acompañante.

Los años pasaron y esa dama se convirtió en una indigente, loca, a la que la gente le huía. Vago por muchos años por las calles del pueblo, alucinaba, gritaba incoherencias, pero un día no se supo más de ella, simplemente desapareció.

Algunos aseguran que el diablo vino por ella, por la mujer de la cual se había enamorado y que atormento en su locura por haberlo despreciado. Dicen los más viejos, que ella seguramente se encentra en el infierno bajo los servicios del demonio.

S.U.P. (México)

_______
Envía tu relato de miedo a:
myredwebmaster@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja un comentario antes de salir: